COMO DECÍA COCO CHANEL . . .

viernes, 8 de agosto de 2014

Hoy, a pesar mío, me desperté temprano,
 pero fue asomarme al balcón y sonreír ante este cielo.
Bajé a la cocina y rápidamente preparé mi desayuno, 
lo acomodé en un bandeja y disfruté 
contemplando el paisaje y respirando silencio.
  Pero vamos a lo que nos trae por acá...
Una de mis sobrinas dejó de usar esta pollerita/faldita, 
hace un par de años.
Yo la guardé porque es chiquita, preciosa y de ella.
Y al final le llegó la hora del reciclaje.
 Elegí una tela a cuadritos y me gustó como le 
quedaba  la aplicación de crochet, 
así que a coser. 
 La tira de tela se la puse en todo el contorno.
 Busqué entre mis tela y elegí una para el interior
 y otra para ponerle un detalle más de color.
 Recordé que en alguna caja estaba este viejo bolso, 
y las asas me parecieron ideales para mi nuevo trabajo.
Y como había madrugado,
aproveché para terminarlo esta mañana.
Fue un trabajo muy rápido y el resultado me encanta.
 ¿ Les gustaaaaaaaaa ?
Es único y original, pero sobretodo está lleno de cariño,
 y sólo por eso me gusta mucho más.
  El tamaño es ideal,
me parece canchero, divertido,
alegre y desestructurado,
 para acompañar los días de verano.
 Este perchero, en el que colgué mi bolso mientras
 me vestía para salir, se los muestro otro día.
Porque retomando las palabras del título de la entrada,
y yo me voy, encantada conmigo misma, 
 a estrenar mi "bolsifalda".
Animate a reciclar algo que pese de cariño,
quedará hermoso 
y vos serás un poquito más feliz.

¡ COMO TRABAJAN MIS ALUMNAS !, Segunda parte.

lunes, 28 de julio de 2014

¡ Y cuántos trabajos me quedaron sin fotografiar !.
 La verdad es que precioso dar clases de algo que se convirtió en una pasión. 
Eso se transmite y se contagia, aunque no sea tu intención.
 Mis chicas tienen gustos y estilos variados, 
y yo respeto el de cada una. 
Les trato de inculcar que usen la imaginación, 
que no hagan un trabajo exactamente igual 
a como viene en el patrón, 
que lo personalicen dándoles un toque que lo hará único. 
Y lo consiguen.




 En clase hacemos de todo. Lo que cada una quiera o necesite. 
A veces se hacen trabajos en "conjunto",
 todas trabajan con el mismo patrón pero usando telas
 y colores diferentes, con detalles personalizados, 
y es muy lindo ver como cambia una labor 
con sólo usar colores diferentes.




 La imaginación que tenemos de niños, 
en la mayoría de los casos, se va perdiendo, 
pero hay que seguir trabajándola si está dormida.






 









Lo que hacemos son piezas únicas, realizadas con amor. Para nosotras mismas o para alguien especial. 
No hay dos iguales.
 Y con cada trabajo terminado nuestra autoestima
 ha crecido un poco más, porque 
somos capaces de hacer lo que nos propongamos.
Muy pronto volveremos a clase, 
ahora toca disfrutar del verano como más nos guste.

¡ COMO TRABAJARON MIS CHICAS !

domingo, 6 de julio de 2014

La verdad es que han trabajado mucho y muy variado. 
Poco nos quedó por hacer, desde cosas pequeñas y sencillas 
hasta unas colchas trabajadas con diferentes técnicas.
Me faltan muchas fotos más, esto es sólo una muestra.






 












 









Las clases de patchwork son de lo más variadas, en cuanto a técnicas, materiales y trabajos. Lo que es primordial es el buen ambiente que se crea, lo que se ayudan unas a otras, lo que comparten . . . ya sea telas, café o charlas.
Yo, como profe, estoy muy orgullosa de todas ellas, de ver como avanzan cada día un poco más y como entre todas hemos logrado dos horas para nosotras, llenas de amistad y trabajo en equipo.
¡ Hasta pronto !, 
el verano pasa rápido, 
aprovecharlo para descansar y pensar en nuevos proyectos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...