PSICOLOGÍA DEL COLOR

viernes, 10 de octubre de 2014

Esta silla ya la vieron en varias entradas atrás, pero viene a cuento de lo que les quiero mostrar hoy.
Llevo una temporada obsesionada con el color en general, 
pero el amarillo me tiene atrapada especialmente.
El amarillo es un color cálido, se lo relaciona con el sol, 
la juventud y la alegría. 
Si lo utilizas en pequeños objetos les aportará relieve, 
y dará claridad, profundidad y calidez a la habitación.
Una zona oscura será verá más diáfana.
A su vez es clásico y moderno.
Así que decidida a dejar entrar el sol a casa
este otoño-invierno, 
elegido el color y con pincel en mano, 
empezamos.



 El antes y después de un  viejo paraguero 
muy bonito.



Usé blanco roto para el  interior,
 amarillo y gris para el exterior.
Luego lijé algunas partes,
 envejecí y protegí con cera oscura.
  Como no tenía pensado usarlo como sería su función original,
 decidí decorar un rincón colocándole 
una hortensias de color granate oscuro, 
que quedarán muy bonitas y otoñales
 a medida que se vayan secando.

 Quizás la lluvia me inspire inversamente. 
Es decir, estos dos objetos tienen que ver con ella 
y yo opté por transformarles su uso, 
quizá para ignorarla cuando se instala 
en Asturias por varios días.
Así eran estas botitas infantiles,
pero el sol, el viento y agua, las fueron resecando.
Y no es que no me gustaran de esta manera,
sino que las quería de este color.
Y empecé sin saber que efecto haría la pintura,
 pero me gustó tanto, tanto, que hasta me animé a darles cera, 
para dejarlas con aspecto viejuno . . . 
es decir parecidas a como
las había dejado el paso del tiempo, jajaja.
 Cambié los cordones por unos más rústicos
Y por fin quedaron listas para ocupar su lugar.

¿ No me digas que no son lindas?
Como podés ver en mis últimas entradas, yo llevo un par de meses alternando pinceles, con telas y lanas. 
Así que no te vayas lejos porque si ésto te gusto,
 habrá más porque tengo varias cosas
terminadas, renovadas y restauradas.
¿ Y vos no te vas a animar a transformar algo


 con un poco de pintura o de tela?, 
y ¿ por qué no darle un uso diferente a las cosas ?
Al final cada uno es lo que quiere ser 
y ve lo que quiere ver, 
¿ no te parece ?.

Y SE NOS CASÓ LA QUE FALTABA

lunes, 29 de septiembre de 2014

Primero fue Lía, así que trabajamos para este regalito.
A los meses nos sorprendió con otra noticia, 
y volvimos a trabajar.
Y más tarde nos sorprendió Vane y "NOS" puso a trabajar.
Así que otra vez a hablar en clave, decidir y cuchichear cuando falta a la que hay que homenajear.
Lo primero es crear un grupo de WSP, para que no se entere la que va a recibir el regalo.
 Ideas, opciones y reparto de tareas van por mensaje.
Hablamos de lo que haremos, algo que tenga significado, por supuesto. Luego hago un pequeño diseño, lo muestro y si se aprueba, a elegir las telas.
Y empezamos.
Una compra una cosa, otra se encarga de otra y
 tratamos de repartirnos las tareas.
Empiezo yo.

Preparo lo que seguirá alguna de las chicas, 
es como una "posta".
Listo el trabajo que seguirán las demás,
ahora me toca a mi hacer mi parte.
Me relaja mucho bordar, así que sigo.
Agrego detalles que en principio no iban ahí, 
pero el diseño los pedía.
y luego que terminé con mi parte del bordado, 
le pasé el trabajo a la siguiente.
y ella a la siguiente.
Y así entre todas, a escondidas, con risas y complicidades
 el trabajo se termina. 
Tiene puntaditas de todas nosotras,
y en cada una de ellas queda cosido un poco de cariño 
y otro de amistad.
Y ponemos fecha a la última reunión antes del "evento", y la sorprendida al final nos sorprende con un regalo para nosotras.
Un regalo que refleja lo detallista que ella es, pero también lo somos las cuatro juntas: amigas, así de simple y así de cierto.
Entonces surge la idea, de colocar en la etiqueta del trabajo que le hicimos con tan poco tiempo y mucho cariño, colocar nuestras iniciales, como en las pulseritas que nos regalo.
Quedó muy linda en el dorso del trabajo.
Listo el cubrebandeja.
Miren un poquito más,
¿ les gusta ?.
Pero también pensamos en el novio . . .
él se lo merecía.
 El día llegó, la novia también y el novio ahí se quedó. . .

. . . y fueron felices y comieron perdices. 
Ahora nos toca un descanso, ¿no?.

RECICLANDO QUE ES GERUNDIO

lunes, 15 de septiembre de 2014

Lo bueno no siempre sale caro, ¿ verdad ?.
Esta blusita hace rato que no la usaba,
pero es tan linda que no quería desprenderme de ella.
Así en un ratito de esta mañana, con cutter en mano, 
me dispuse a cortar y ver lo que iba a aprovechar.
Me venía genial, porque necesitaba un almohadón chiquito, 
apenas para apoyar un poco la espalda 
cuando me siento a coser. 
  Aproveché todo, absolutamente todo, incluídos los tirantes.
 No me alcanzaba para la parte trasera, 
así que abrí el armario de mis telas y busqué una que combinara bien, tanto en color como en diseño . . .
 para complementar el aire romántico que tiene.
 El voladito lo dejé dónde estaba, 
simplemente me gustó la asimetría. 
Antes y después de una blusita vieja.
¿ Te gustó ?
pués entonces buscá en tu armario, 
seguro que encontrás algo que ya no te ponés
 pero podés seguir usándolo solo que de otra manera.
Bueno, bonito, barato y creativo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...